domingo, 20 de enero de 2008

Fotos y palabras

Por si alguien aún se preguntaba si vale más la imagen o la palabra...





Nuria puso la fuerza en esta imagen, a la que cuesta dejar de mirar, retadora a pesar del interruptor que pretende controlarla. (Todas sus fotos tienen esa fuerza, merece la pena no perdérselas, ni los textos que las acompañan, es un encuentro único, por lo efímero, entre imagen y palabra).
Yo puse unas palabras, ya escritas, que también miran de frente, sumisas y retadoras.


CARTA ABIERTA

Dime que me calle
y yo,
que no pretendo otra cosa que tus ojos
enmudeceré dócil,
olvidaré los signos de las letras,
esconderé los lápices,
dedicaré mis manos a tareas
finitas, cotidianas…

Pero dime que vuele y te recree,
que preñe la palabra
de susurros, cosquillas, sensaciones…
de promesas, de lágrimas,
y dejaré
vacía mi despensa,
solitaria mi casa,
para que quepan dentro, sonrientes,
los nombres de los hombres
a los que nadie llama.

No sé cómo nombrarte,
pero sé que me escuchas,
que me hablas…
(situado justo frente a estas palabras).



Esperanza Medina

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin tus palabras la imagen se hubiese quedado muda. La vida tiene ese maravilloso don de la sorpresa, cuando los caminos de gente desconocida se empiezan a cruzar y entonces comprendes que asi era como debia ser desde un principio. Sinceramente gracias.

Nuria Pozas.

Esperanza dijo...

Nuria, tú sabes que tus imágenes hablan por si solas. En todo caso habremos conseguido que conversen imagen y palabra...

Un beso

Sombras en el corazón dijo...

Dos visiones y una misión: la creación.

Un maravilloso experimento. Hay que repetirlo.

Un beso

Ciro dijo...

Si te escucho y te veo.

Besos....por tu poesía