sábado, 5 de enero de 2008

Me gusta contar cuentos... éste es para Elisa





PARA ELISA...


En un país lejano
vivía una princesa,
con sueños en los ojos
y en las manos promesas.

Tenía un arco iris
a la puerta de casa,
del que colgaban flores,
estrellas, albahaca...

La pequeña princesa,
torpe, frágil, hermosa,
se pinchó en una mano
recogiendo una rosa.

Las lágrimas rodaban
por su piel de alabastro,
saladas e insolentes,
corrían a sus labios.

Los colores, hermanos
de aquella niña buena,
bajaron uno a uno
a consolar su pena.

Las flores, las estrellas,
incluso la albahaca,
se descolgaron dulces
para lavar su cara.

Pero llegó el milagro
“curatodo-dolores”:
un beso en aquel dedo
que la rosa pinchara.

La madre y la princesa,
cogidas de la mano,
buscaron margaritas,
e hicieron dos guirnaldas.

(que la acompañe en esta noche de Reyes)

3 comentarios:

Fátima dijo...

¡Es precioso! No estaría nada mal un poemario de cuentos de tu autoría ;).
Mmm ¿Lo veré algún día ?
Besos

Natalia Menendez dijo...

Yo también lo espero, la verdad, a ver si ella se anima...

Esperanza dijo...

Jejeje, ¿confabulando?

Besinos a las dos