miércoles, 16 de enero de 2008

Escribo
para poner en su sitio cada cosa:
el llanto en el papel secante,
la mirada
en la última calle que cruzamos juntos,
la risa
en el viento que la esparce,
la vida
aleteando curiosa sobre el lápiz,
el miedo
libre en la tinta para que se escape,
la soledad
dictándome al oído sonriente,
y a mi
perdida y encontrada
(confundida y buscando)
Viva al fin,
viva en cada sílaba que
escribo.
Viva
en cada sílaba que callo.

(de Escrito con la a...)

3 comentarios:

Mancha dijo...

MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA
MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA
MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA
MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA MANCHA

Ciro dijo...

Por que no hay comentarios de este bello poema?

Esperanza dijo...

Gracias por haberte fijado tú en mi poema, me alegra ver que no ha pasado totalmente desapercibido.

Un saludo