domingo, 21 de diciembre de 2008

ahora que ya no llueve

PARASOLEDADES

Guardo un paraguas con sabor a ti,
porque no aguanto el chocolate
que me engorda y me miente
sin recato,
y porque la lluvia,
tenaz y despiadada,
quiere abrazarme siempre
y no soporta
verme sonreír.

EM

6 comentarios:

sergio astorga dijo...

Esperanza, que el sabor que te derrama te deje sin mojarte.
Un abrazo risueño.
Sergio Astorga

Sombras en el corazón dijo...

¡Felices Fiestas!, y Feliz Nochebuena; te deseo que la pases con los que más quieres.

Un beso

Esperanza dijo...

Sergio, un abrazo también para tí.

Esperanza dijo...

Mª José, te deseo lo mismo, y lo extiendo al resto del año.

Un abrazo

jorge iván dijo...

Qué preciosa poesía

Esperanza dijo...

Gracias, Jorge, me alegro de que te guste.