miércoles, 26 de agosto de 2009

XLIII Justas Poéticas ciudad de Dueñas

Cada año desde hace cuarenta y tres, el quince de agosto, en Dueñas (Palencia) se celebran unas Justas nada violentas. Hace muchos años que suelo estar por allí en esas fechas pero nunca me había propuesto participar, este año lo he hecho y tengo que decir que me lo he pasado muy bien compartiendo poesía y música coral en una iglesia abarrotada de público, público que lleva sustentando un certamen poético al menos cuarenta y tres años ¡Enhorabuena a todos ellos!.
Bajo estas lineas dejo una foto del acto, gentileza de Santiago Redondo Vega, tomada por Mª Jesús Vielva



En primera fila, por la izquierda los finalistas: Restituto Núñez Cobos, Esperanza Medina, Ana Garrido Padilla, Feliciano Ramos Navarro y Santiago Redondo Vega, el alcalde, Miguel Ángel Blanco Pastor y la Botijera Mayor de Dueñas.
En la segunda fila, de negro, Carmen Quintanilla Buey, ganadora del Premio Comarcal Poesía del Cerrato, rodeada por los miembros del jurado.

La clasificación final fue la siguiente:

1º.- Ana Garrido Padilla, Aún tiembla la esperanza.
2º.- Esperanza Medina Martínez, Pretérito imperfecto
3º.- Santiago Redondo Vega, Boceto para un poema triste.
4º.- Feliciano Ramos Navarro,Fue la razón de ser y... fue el caballo.
5º.- Restituto Núñez Cobos, El marfil de las estrellas
Premio Comarcal Poesía del Cerrato: Carmen Quintanilla, Tres pausas en el recuerdo.

También pudimos disfrutar de la actuación de la coral CASTILLA VIEJA. Una tarde agradable, sin duda, de la que se hicieron eco algunos diarios, aunque no todo lo fielmente que cabría desear.

Diario palentino
El Norte de Castilla

3 comentarios:

Fernando del Busto dijo...

Me quedo con esa imagen de verano, todo el mundo compartiendo su poesía y disfrutando. Gracias por compartir la experiencia.

Esperanza dijo...

Fernando, lo que más me llamó la atención fue que la iglesia donde se celebraron las justas estaba llena de gente, aostumbrada al volumen de público que mueven las actividades poéticas aquí el acto de Dueñas resultó sorprendente.
Un abrazo

Santiago Redondo Vega dijo...

Mi más sincera enhorabuena, Esperanza, por el merecido galardón. Tienes una gran sensibilidad para la palabra lírica, para acariciar los versos, para decir sin herir, aunque haga daño.

Un afectuoso saludo.