domingo, 1 de febrero de 2009

¿NO HAY MÁS?

Lo siento,
soy como soy,
por un pequeño desarreglo en mi memoria
he dejado de hablar aquellas lenguas
que aprendiera en el vientre de la infancia,
y ya sólo recuerdo
planetas cotidianos y escenarios fingidos,
y puntos suspensivos.
Y palabras.

EM

12 comentarios:

Daniel dijo...

Guapo poema. Saludos.

Marta R. Zabaleta dijo...

Muy interesante manera de decir, me gusta,me llega.Bravo, Esperanza!
Marta Zabaleta, Londres.

www.martazabaleta.com

Esperanza dijo...

Gracias, Daniel.

Un saludo

Esperanza dijo...

Marta, a pesar de la distancia, siempre sabes hacerme llegar tu emoción, gracias.

marisa dijo...

Me gusta la rotundidad de los dos primeros versos y como los siguientes van llevando al remate final:las palabras...Precioso

Esperanza dijo...

Marisa, me alegro de que te haya gistado.

sergio astorga dijo...

Esperanza, este comentario es como es porque me sobran puntos suspensivos y las palabras las tienes tu.
QUIRES MÁS?
Un abrazo de domingo.
Serigio Astorga

hombrepez dijo...

Los escenarios fingidos y los puntos suspensivos casi siempre saben mejor que los escenarios reales o los puntos finales.


Un saludo

Esperanza dijo...

Sergio, ya me gustaría a mi tener las palabras, al menos las precisas para cada momento.

un abrazo

Esperanza dijo...

Hombrepez,siempre nos queda el recurso de fingir escenarios, aunque vivamos rodeados de puntos finales.

Un saludo

manuel dijo...

espe no me acordaba de esta direccion de correo pero si leemos los articulos en la nuevqa españa, este de la fuente santos me gusto mucho y me hizo retroceder a tiempos lejanos creandome una estraña sensacion de alegria
sigue escribiendo
un beso
manolo y pili

A.Dulac dijo...

Es curioso que con el tiempo y a pesar de los conocimientos apenas nos quedemos con lo más cotidiano para sobrevivir,saludos.A.Dulac